20140403050713-EGGcolor_-__

Nadie está a salvo: en el gimnasio, en el trabajo, en una cita (qué antiguo suena esto)… cualquier situación embarazosa o comprometida en la que nos podamos encontrar, puede ser captada por un objetivo indiscreto y lanzada al ciberespacio para regocijo de la población general. La irrupción de los smartphones en nuestras vidas nos ha convertido en paparazzis en potencia. Para facilitar esa encomiable labor, nace el Spy Cam Peek.

20140319054721-iphone_s_xerkalom

 

El Spy Cam Peek-I es un accesorio que se acopla al móvil y que utiliza un espejo abatible a modo de periscopio, para que podamos tomar fotos de escenas de nuestro alrededor sin que se perciba que las estamos sacando.

20140319062639-device31

El Peek-I se acopla de forma magnética al teléfono. Para aquellos dispositivos con carcasa de plástico, se adjunta un anillo metálico adhesivo.

El espejo abatible puede rotar en un ángulo de 90 grados, lo que permite captar imágenes sin necesidad de dirigir el objetivo de la cámara hacia la “víctima”.

20140319062911-roundbox_one

 

Sus creadores han puesto en marcha una financiación colectiva en IndieGogo en la que ya es posible pre-reservar este dispositivo por 15 dólares (sin gastos de envío). La entrega está prevista a mediados de mayo de 2014. Os dejo su vídeo promocional, muy curioso y pelín machista, la verdad: