¿Quién no ha soñado o algo más…en una bañera? Lo han hecho romanos, vaqueros del lejano oeste, amantes de cualquier época y como no, grandes psicópatas. Lo vimos con el sueño de Kevin Spacey en “American Beauty”.

Es uno de esos rincones de la casa que hay que cuidar porque de ellos siempre surge un buen momento a veces tan real, tan intenso como esta escena de “El lector”.


Pero la realidad como siempre puede llegar a superar las fantasías y los sueños del cine.






Meter la bañera en la habitación o convertirla en una lluvia de descanso. Es la propuesta de KOS o de Mastella.



Con la firma Trentino, siempre aciertas. Rectangular y con estanterias. Parece convertirse en una pequeña librería a pie de baño.



Pero para un baño rebosante de agua esta gran bañera de  Duscholux.



Un clásico que puede incorporarse en los espacios más modernos de Gentry Home, también hay modelos originales en Trentino. Y personalizadas con los dibujos que tu quieras en Grupo Tres.




Estructura y diseño diferente en esta gran bañera con forma de cuenco de la marca Flaminia.





Originalidad de dudoso gusto pero que llaman la atención. Si te atreves……WTD Wild Terrain Designs o transparencias de colores con la marca Regia. . También hay opciones en piedra en Limestone.



Para romper con todo: la más minimalista. Un diseño de Whirlpool en cromo y cristal.