clitoris 2

El otro día descubrí que el clítoris no fue estudiado en profundidad hasta 1998. Y qué queréis que os diga, me parece un signo más de lo poco que ha importado la sexualidad femenina. Pero los tiempos cambian y ahora nuestros orgasmos ya no son un tabú.

“Kleitorís” significa clave o llave en griego. Parece que la primera descripción médica sobre el clítoris es del siglo I después de Cristo. Rufo de Éfeso, un especialista en anatomía de la época, se fijó en aquella parte de la mujer.  2000 años después hay muchas mujeres (por no hablar de hombres) en el mundo que no saben localizarlo ni conocen el poder de su estimulación.

museo

En Nuevo York hay una curiosa muestra en el Museo Leslie Lohman. Es una exposición de la artista Sophia Wallace. Se llama proyecto “Cliteracy” y reúne montajes audiovisuales sobre el órgano femenino. La artista quiere “que la gente hable del clítoris y lo trate en términos equivalentes al pene”.  La sexóloga Pamela Madsen ha publicado un artículo en “Psychology Today” 14 curiosidades sobre el clítoris.

pamelamadsen

Cuenta por ejemplo que entre el 50 y el 75% de las mujeres necesitan recibir un estímulo táctil en el clítoris para alcanzar el orgasmo.

¿Y sabéis que en su integridad mide 10 centímetros (como la media del pene en reposo) pero tres cuartas partes no están a la vista. Y que va creciendo a lo largo de nuestra vida hasta duplicar en la menopausia lo que medía en la adolescencia?. El mayor del que hay noticias alcanzó los 30 centímetros. 

Interesante también que el clítoris tiene 8000 terminaciones nerviosas, el doble que el glande masculino, que -como el pene- tienen prepucio, tejido eréctil y un pequeño orificio y que también se hincha cuando hay excitación.

En su artículo Madsen recuerda que cada mujer tiene su propio orgasmo y lo alcanza de formas distintas “algunos clítoris se excitan con caricias y otros necesitan más presión”.

El consejo de la sexóloga lo resume todo:  “No asuma que sabe lo que le gusta a una mujer”, “tómese su tiempo y aprenda a conocer cada clítoris, al igual que se molestó en conocer a la mujer con la que está saliendo”. Y añado,  a no ser que no le importe que su pareja finja…