Os tengo que contar una cosa, es una noticia que aunque os parezca imposible, se va a producir: llega el otoño. Ahora, que seguimos con las sandalias gracias al famoso veranillo de San Miguel, nos parece impensable comprarnos unas botas de lluvia y una gabardina, pero en serio, os digo que todo llega, y más vale estar preparada y sobre todo a la moda. ¿Un poco de música para leer este post?…




Entiendo que el glamour de unas sandalias nada tiene que ver con unas botas de goma, pero… ummm no lo deis todo por perdido, pisar los charcos con elegancia esta temporada va a ser posible. Las tiendas están llenas de esas botas que nos encantaban cuando nuestras madres nos las ponían para poder saltar de charco en charco sin remordimientos ni constipados. Vuelve a sentir lo mismo.



Podéis elegirlas de un solo color: como las rojas imitando el guatiné que propone este otoño Hunter (la marca que puso de moda este calzado) por 150 euros, en color amarillo de Pirelli por 120 euros, mis favoritas, en azul clarito, de Lechaumeau, 99 euros o las de Fosco, que además llevan tacón por 69 euros.


Si el cromático te resulta aburrido puedes buscarlas estampadas. Haciendo honor a Escocia, país que esta temporada -en moda- parece haber desaparecido del mapa, tenéis las de Be Only, 45 euros. Si sois románticas y os encantaría llevarlas con un vestido babydoll, tenéis las de Lollipops, 49 euros. Si preferís comeros el otoño, en Venca encontraréis unas perfectas para las fieras por 35 euros. Y si buscáis ser originales, sin duda, Gioseppo, 34,95 euros.



Pero donde hay unas botas, tiene que haber una gabardina. Os confesaré que me chiflan. Amo esa escena de “Kramer contra Kramer” en la que Meryl Streep, super joven, lleva una gabardina con un cinturón súper ceñido…



Y no. No tengo ninguna. Dios me puso la cintura casi pegada a las axilas y los cinturones ceñidos me quedan de pena. Pero si queréis una, en Primark por 31 euros, hay una preciosa. Si lo que buscáis es una para muchos otoños, la de El Ganso, 165 euros. Y si tenéis el mismo problema que yo con la cintura, en Indiwoman hay una ideal, 189 euros.





Pero como en las botas, las gabardinas también siguen tendencias y si queréis algo menos clásico, me vuelve loca la de Dolores Promesas, 250 euros o en azul petroleo la de Mango, 49 euros. Y si queréis el simple chubasquero de toda la vida pero en su versión más chic, Petit Bateau lo tiene por 110 euros.