boda01

Ayyyy que acabo de decir algo que mucha gente no puede entender: ¿boda y pantalones? Pues sí. Cuando alguien me dice la frase de: “tengo una boda y no sé que ponerme, ¿que me compró? ¿dónde voy?” y yo les digo: “A Zara, a Cos, a Mango…” me miran con cara de “estás loca”. Y es que un buen traje de pantalón y chaqueta, o con una blusa y unos buenos complementos, visten más que cualquier vestido largo estilo Pronovias. Si no que se lo digan a Beatrice Borromeo o a Eugenia Ortíz, dos de las invitadas que todo el mundo quiere tener en su boda.

boda03

Un poco eclipsado por la irrupción del mono en el mundo del “sí, quiero”, el pantalón reivindica su sitio en este tipo de eventos, y no sólo en los nocturnos, sino también en las bodas de día. Aunque el palazzo es el que se suele llevar el gato al agua, el talle alto, los plisados y hasta los nuevos largos (cortos) pueden dar mucho juego. Como en este modelo de la firma sevilla By Mordisco que acabo de descubrir.

boda05

 

No hace falta dejarse un dineral para ir ideal para una boda. Este “look” de Mango, el pantalón cuesta 49,90 euros, es perfecto para una ceremonia de día o de noche. Dejémos atrás las lentejuelas, los tules y las colas…

boda07Este otro de Adolfo Domínguez también me ha gustado mucho. Tenéis que hacer un trabajo de imaginación. Cerrar los ojos y visualizaros con este mismo “look” pero con tacones en lugar de sandalias, con un moño o recogido que deje ver lo bonita que es la blusa y un cluth en tonos dorados. De diez. Si os parece demasiado azul, puedes cambiarle la camisa por una blusa blanca  u otra de color negra.

boda06Este de Hoss Intropía si que está pensado específicamente para ceremonias, aunque a mi los tonos pasteles estos me aburren un poco, la verdad.

boda04

Yo soy más del estilo floral que este año arrasa y de un “look” como este que os propongo de Zara.

boda08

Pero insisto en la labor de imaginación que tenéis que hacer para verlo con todo el atuendo de boda. Y si no lo véis, me llamáis, que pocas cosas me gustan más que ir de compras con las amigas y que todo se lo prueben ellas.