Se acerca San Valentín…Habrá que ponerse romántica..dejad el ordenador abierto encima de la mesa a ver si “alguno” se da por aludido. Pero si no existe “el príncipe azul” no hay que preocuparse. ¿Por qué no autoregalarse en San Valentín?

Empecemos con la belleza, cómo no. Ahí van las primeras ideas.





Lima de Diamancel con diseños de Jordi Labanda. 29,50 euros.
Rosy Glow para labios y mejillas de Jemma Kidd, 24,50 euros.
Laca de uñas de Bastien, 16 euros.
Si lo que preferís ese día es relax…Daros un buen baño aromático encendiendo una relajante vela…







Os proponemos una vela de neroli de Malin&Goetz y la barrita de masaje de manteca de Karité de Lush. 52 euros y 8,50 euros.


La propuesta de Kielh´s también apetece. Tres de sus “lip balm” en esta cajita tan mona. Entre 20 y 50 euros según la opción que elijáis.



¿Y si nos compramos una loción de arándanos para manos y cuerpo y un esmalte de uñas en tono Rouge Red?. El pack es de CND y cuesta 34,50 euros.


Por si alguien se anima a poner rodilla en tierra y pedir matrimonio con el clásico anillo o alguna que otra joya maravillosa.

El primer anillo es de DODO STORE. Tres corazones de zafiro rosa, rojo y blanco. 325 euros. El reloj de Versace y es bastante más caro porque eso que veis son 70 rubíes. La correo es de la lagarto rojo. Mirar y no tocar porque cuesta 2.310 euros. lleva rubíes…pero..¿a qué es bonito?. El anillo de la derecha también es un sueño. Es de turmalina roja y diamantes marrones, de Pomellato. 2300 euros.



Pendientes de corazón y reloj de Swarosky. La esfera con forma de corazón del reloj se puede quitar y convertir en colgante. Cuestan 90 y 480 euros.


Y si no hay presupuesto siempre se puede recurrir a unas simples pero románticas piruletas. Estas son de Alma de Cacao y cuestan sólo 2,50 euros.



Si ninguna idea te convence, prueba con un MASAJE SINCRONIZADO PARA DOS. Lo dan en Slow Life House y cuesta 150 euros los dos, una hora.