La experiencia que conté hace algunas semanas, Sexo a pilas, demostró que la industria del sexo sigue muy viva, probablemente porque todos llegamos a un punto en el que necesitamos desmelenarnos. Lo que pasa es que a veces se nos va la mano… Lo que vais a ver a continuación confirma aquello de que “hay gente pa tó”.

Comenzamospor el TV HAT,un invento para los aficionados a las películas eróticas. Se trata básicamentede una gorra con una especie de toldo en el que se coloca el iPod o el iPhone.Con la ayuda de unos auriculares, la privacidad será completa, y el ridículomemorable. Se vende por unos 27 euros.



Paraanimar cualquier fiesta o reunión, un juego tradicional, el de los aros, en su versiónerótica. Solo requiere algo de puntería y muchas ganas de diversión. El Willy Hoopla  se vende por unos 6euros en la tienda online de Amazon.

Claro que si de animar se trata –o más bien de dar la nota-, acertaremos con estos pechos luminosos para lucir bajo la ropa. Además de aumentar el volumen, las Boobs-Flashing Headlights  llevan unas luces led estratégicamentesituadas, que realzan la anatomía femenina. Se encuentran por unos 3 euros enSandroy.



Para deportistas, en la oficina, en la playa… para saciar la sed, esta atrevida botella con forma de pene. El Dicky big gula sports tiene capacidad para casi mediolitro de agua o de cualquier otra bebida y cuesta menos de 5 euros.

Un clásico, el del placer en solitario, pero más animado: el Ohmibod es un vibrador que se conecta al iPod y se mueve al ritmode la música que esté reproduciendo. Viene en varias formas, colores y tamaño ycuesta unos 40 euros. 



Pero para friki, friki de verdad, este dildo con la cabeza… ¡de Obama! Hay dos versiones:el dorado presidencial o el demócrata azul. El Head O State Obama Sex Toy  cuesta unos 35 dólares.

Otrojuguete, éste para utilizar en compañía: Lovers Dual Shower Head es una ducha con doble boca. Notiene por qué tener fines eróticos pero seguro que a más de uno se le ocurre unuso… creativo. Lo venden por 45 euros en BoyStuff.


Ésta, sinceramente, no sé como calificarla: así la describe la empresa que la comercializa: “Stella, la oveja coqueta, es una guapísima oveja hinchable de voluptuosas curvas. Incluye un túnel del amorpara satisfacer todos tus deseos. Pequeña y manejable, llévala a todas lasfiestas y conviértete en el pastor del rebaño”… Sin palabras. Cuesta 8,14 euros.

No es muy ergonómico, pero cumple su función: convertir el trabajo frente al ordenador en una experiencia muy sensual. El ratón óptico USB en bikini, cuesta menos de 6 euros.

En una versión menos tecnológica,
 estos senos relajantes se venden como pelotas antiestrés. Para liberar tensiones, dicen. Cuestan  12,99 euros. Este vídeonos muestra su  “complejo mecanismo”:

 

 


La almohada Hizamakura permite a los fetichistas de las piernas femeninas descansar sobre el regazo de una mujer.



Para hacerla lo más real posible, sehan cuidado todos los detalles: la suavidad de los muslos, las costuras de lasmedias y hasta las arrugas de la falda. De ilusión también se vive, ¿no?Cuestan 90 euros.



Y he dejado para el final el que -para mí- es elmás bizarro: el Orgasmo Clock, un reloj despertador que utiliza como melodía uncatálogo de gemidos y gritos sexuales de mujer. Lo venden en Amazón por unos 15euros. Para ver el vídeo, os aconsejo que bajéis un poquito el volumen.
¿Qué, que no? ¿Que no os atrevéis a empezar el día por todolo alto y –de paso- provocar la envidia y admiración de los vecinos?