Es el frívolo deseo de Carrie en “Sexo en Nueva York”, un gran vestidor donde pretende meter algo más que su larga colección de ropa. Aunque para empezar no me resisto, es un clásico, pero ¡que gozada de vestidor!.

 A lo que sí me resisto es a creer que solo sea el sueño de las mujeres. Siempre nos quedará Ken en Toy Story para romper el tópico.

Los grandes armarios están de moda. Muchas reformas se hacen pensando en un vestidor. Hay muchas ideas pero se necesita mucho espacio. Un vestidor completamente abierto en un pasillo, junto al baño o en incorporado a la habitación.

Lo último, si hay espacio, es un gran armario por el que pasearse pero cerrado con grandes puertas de cristal.

Más asequible, para pequeños espacios y con otro estilo: vestidores con cortinas.

Si no hay metros y a todo costa quereis colgar la ropa a la vista. Esta idea es poco práctica pero puede valer. Está hecha con estanterias y utensilios de almacenaje de Ikea.

Para llenar el vestidor algunas propuestas que os ayudarán a ordenar a primera vista. Son accesorios de Ikea, Aki, Textura,
Bricor o Howards Storage.