Es verdad, me encantaría llamarme Audrey, por si con eso del nombre se te pega algo. ¿Ha existido una mujer más “chic”? la palabra “chic” (como me gusta lo bien que suena) fue un invento suyo, seguro.

Audrey Hepburn era dulce, “La delicadeza” (libro que si no os habéis leído os recomiendo) en persona.

Al parecer era una mujer tímida, con muchos problemas en la vida real, pero pasados cincuenta años, su estilo a la hora de vestir es imitado, repetido y copiado temporada tras temporada. Cada Semana de la Moda de cualquier capital importante, muestra un diseñador que ha creado un “look” en su memoria.

Como esta propuesta para el próximo otoño-invierno de Carolina Herrera, con falda estilo años 50 y el detalle de los guantes. Si Audrey viviera todavía la veríamos paseando por Central Park así vestida, eso seguro.

Pero también en las tiendas que visitamos cada día, el estilo Audrey está presente. Este vestido marinero es de Massimo Dutti es la viva imagen de la actriz.

En los pies, cualquier tipo de bailarina, como estas de Pretty Ballerinas o las muchas cuñas de esparto que hay esta temporada en el mercado.

Y desde entonces hasta ahora su apariencia se ha imitado y ha perdurado hasta nuestros días. Sus básicos eran el color blanco, los vestidos de seda salvaje y las blusas sin mangas.

Audrey Hepburn también puso de moda dos complementos que lucía como nadie: las maxigafas de sol y los sombreros. Pero, aún así, la actriz no renunció nunca al estilo casual y desenfadado. Algo que le hizo, más si cabe, un icono de la historia de la moda. 

La actriz fue además fue fiel a un único diseñador toda su vida: Givenchy, que fue además quién realizó su vestuario para “Desayuno con Diamantes”, y por lo tanto, el vestido más famoso de la historia del cine, ese negro con el que Audrey abre la película.

Pensado en su natural “delicadeza” se me viene a la cabeza, y además estrena película con este nombre basado en el libro que os he recomendado antes, una posible heredera, salvando las distancias, y es curioso, ¿sabéis como se llama? Audrey también. Es francesa, dicen que lo “chic” nace con las raices galas, ¿no creéis?¿puede ser su sucesora?

Por eso, ya os digo que llamarse Audrey tiene algo. Hepburn o Tautou es lo de menos… yo, desde luego me lo cambiaría.