Cuántas veces habré escuchado a mi amiga Chus repetir  lo que su madre le decía cuando tenía que comprar sábanas para su casa: ” Las mejores, hija,  son las de Burrito Blanco”.  Chus lo repite como un lema ya. Es de esas frases que uno jura no repetir después de escuchárselas toda la vida a su madre y que acaba repitiendo..Así es la vida.

 

Viendo estos anuncios uno piensa que esto es cosa del pasado. Pero no, resulta que la marca sigue existiendo.  Hace unos días se pusieron en contacto con este Universo para recordarnos que están ahí.  Sólo nos pidieron que probaramos una funda de edredón, pero oye, que han conseguido que nos entre la nostalgia.  ¿Quién no se acuerda de esas sábanas de tergal tan calentitas?

 

La empresa se creó en los años 50 y sigue ofreciendo lo mismo: ropa de cama, de baño y de mesa.  Aunque, claro, se va adaptando a los nuevos tiempos. Pero sigue teniendo  la misma característica que la hizo famosa entre nuestras madres: que sus productos duran, duran y duran….

Y vosotras…¿os acordáis de esta marca?