El otro día hablaba con mi hijo de siete años de la empatía, no es un tema nuevo para él porque desde que es muy pequeño aprovecho cualquier oportunidad para alojar en su cerebro un sentimiento que considero imprescindible para hacer de este planeta un lugar habitable. Esta vez además tenía dos noticias perfectas para que un niño de siete años entendiera mejor ese concepto.

La primera es la historia de Nick Struck. Este agente de policía de Colorado, en Estados Unidos, ha saltado a los medios de comunicación de todo el mundo por la forma en la que consoló a una niña de 2 años que sobrevivió a un accidente de tráfico en el que murió su padre. La cogió en brazos y se colocó de espaldas al siniestro mientras cantaba canciones para que no se asustara. El padre había muerto y la madre y los cuatro hijos tenían heridas de diversa consideración. El agente policía dice que sólo hizo lo que le gustaría que hicieran con su hija si la víctima fuera él; pura empatía…

 

29D60E7800000578-3133071-image-a-45_1434905709121

 

La segunda historia tiene como protagonista a otra cría que decidió regalar un poco de “felicidad” a quienes veía sufrir.  A su edad la felicidad es algo tan sencillo como una bolsa de caramelos así que sorprendió a decenas de personas repartiendo sus “chuches” entre un grupo de inmigrantes.

 

caramelos

 

Apareció diminuta en mitad de un drama colosal que desgarra al sur de Italia. El drama de cientos de inmigrantes malviven bloqueados en en Ventimiglia, a la espera de poder cruzar a Francia.

CHok94WWUAAlpHy
Sucede en otros puntos de Italia como Lampedussa y sucede en el sur de España o en las vallas de Ceuta o Melilla. La pesadilla de los que no tienen y quieren tener, de los que se juegan la vida porque no pierden nada, no puede ser sólo un minuto de televisión que entra y sale de nuestros salones sin que expliquemos a nuestros hijos qué significa. Porque si queremos que entiendan el mundo y que quieran mejorarlo antes hay que darles herramientas para que aprendan a ver que el dolor de los demás no puede ser totalmente ajeno.

Libros_sobre_emociones_para_niños_rejuega_04

 

Hay libros muy chulos para que practiquen la empatía. Me gusta “Juan Oveja también quiere tener una persona”, “un original y divertido cuento, con un toque ácido, que hará pensar. En un mundo al revés, en el que humanos y animales intercambian sus papeles, un joven miembro de la familia de las ovejas se empeña en tener una mascota…” (El País).