Hace unos días salió lo nuevo de Taylor Swift, que se llama Bad blood. Y tanto la canción como el vídeo son pura poesía. Del bien. Pero del mal. No sé si me explico. Por eso os cuento las 10 razones por las que estamos ante el vídeo del año… aunque en unas semanas salga otro mejor.

1. Es un mejunje de cosas locas, todas metidas a calzador: tías buenas que son tipas duras, un rapero nigga con gafitas de topo que impone entre cero y nada, y mucho látex.

2. Sale Lena Dunham, y a mí con eso ya me vale para que algo sea lo mejor del mundo.

lena-dunham- bad-blood

 

3. Se han pasado varias semanas lanzando carteles como este, con tooooodas las colaboraciones que ha tenido, y ha quedado claro que, en el mundo celeb, si no has salido en Bad Blood no eres nadie ahora mismo. Jessica Alba, Cara Delevingne, Ellie Goulding, Karlie Kloss, Selena Gomez, Ellen Pompeo, Elle Macpherson… Vamos, que el vídeo es como darse una vuelta por cualquier especial de Cuore (¡Holi! Sí, me acabo de hacer autobombo).

4. La letra no tiene desperdicio. Desde el lema “Band-aids don’t fix bullet holes“, que viene a ser que las tiritas no curan agujeros de bala, hasta versos como este:

‘Cause baby now we got bad blood
You know it used to be mad love
So take a look at what you’ve done
‘Cause baby now we got bad blood

Vamos, unas rimas que ni la Generación del 27.

5. Taylor Swift ya no es una cantante country. Que si vendida, que si renegada de su pasado, bla, bla, bla. El country es un rollazo y todos, en algún momento y con algún gintonic en la mano, lo daremos todo con esta canción.

6. El gasto en eye-liner tuvo que disparar el presupuesto por narices. Es que ni haciendo un pedido al por mayor a Maquillalia, la tienda online de belleza low-cost por excelencia, les debe salir el tema rentable.

7. Hay copias a personajes que resultan un poco del todo a 100: chicas en la nieve vestidas como Emma Frost en X-Men: Primera Generación, una vestida como Milla Jovovich en El quinto elemento, alguna que otra Halle Berry como Catwoman, y el resto, muy en plan Buscando a Jacks.

8. Taylor lo presentó en la pasada entrega de los premios Billboard, donde arrasó con todos los premios posibles y, además, posó por primera vez junto al guaperas de su novio, Calvin Harris. ¿Qué mejor campaña de marketing que esa?

taylor-calvin

9. Si ahora en la radio el 95% de la música que suena es basura (amén de Flor de Pasión y de Juan de Pablos), esta canción que, objetivamente, es tan mala como el resto, también tiene derecho a su trozo del pastel.

10. Que, sin pretensiones ni postmodernismos tuiteros, Taylor Swift mola y yo soy fan. Y Zooey Deschanel en New Girl está de acuerdo conmigo.

rs_634x845-150515131613-taylor-swift-bad-blood