cubo 1Me he animado a escribir este post porque estoy fascinada con lo que acabo de descubrir: los “cubitos de hielo” de Anne Semonin.

Ni había oído hablar de ellos, pero el otro día cayeron en mis manos por casualidad. Sí, ya sabía que un cubito de hielo aplicado en las bolsas o en los párpados hinchados baja la inflamación de los ojos,  pero es que éstos me parecen tannnnn cómodos.

 

sumerge tu rostro en agua bien fría

Nunca me había animado porque, sinceramente, me parecía un engorro (recordad envolver el cubito con una tela fina porque directamente en la piel puede quemar). A lo más que llegaba era a utilizar el hielo frío en el gimnasio. Pero es que con este “invento” la cosa se pone más fácil: los Express Radiance de Anne Semonin.

cubo 5

Están los marrones y los verdes. Los marrones,  por su forma, se recomiendan para usar por toda la cara, en movimientos circulares y hacia arriba. Los verdes, más redondos, son para la zona de los ojos. Deben usarse del lagrimal al exterior del ojo,  tanto por arriba como por abajo.

¿Qué llevan?

Agua de manantial marina, micro algas y aceite de Onagra que mejoran la elasticidad de la piel,  acido azelaico que controla el exceso de sebo,  Ginkgo Biloba que activa la microcirculación, el calmante extracto de calabaza, ácido hialurónico para hidratar,  flavonoides e Índigo Salvaje que relaja la piel con estrés.

cubo 4

 

 

Podéis comprarlos aquí, pero si no os apetece tirad del “cubito tradicional” u otra cosa: llenad el lavabo de hielo con agua y meted la cara. O haced manzanilla y usad esos cubitos, os calmará también.

¿Qué conseguimos?

Reafirmar, tonificar, cerrar poros, aumentar la circulación  y ayudar a que se fije el maquillaje.
Yo todavía no los he probado pero ya tengo un par y prometo contar los resultados. ¡Buenos días!