Me gusta más una alfombra roja que a un niño un caramelo. De hecho, nunca me ha llamado la atención eso de ser actriz, la interpretación y esas cosas, pero lo de que te presten el vestido de la firma que tu quieras, te peinen, te maquillen y pasees por una alfombra roja para lucirlo… eso me da envidia cochina. Esta semana se está celebrando el Festival de Cine de Venecia. ¿Que películas compiten? ahh ni idea, ¿que modelitos me han gustado más y de quién son? todos los detalles que pidáis y más…

En la Mostra siempre hay mucho glamour. A las estrellas de Hollywood les gusta mucho Europa, y brillan con ganas en este Festival. Una de las que más me ha gustado ha sido Madonna. La cantante presentaba su segunda película como directora, “W.E” y aunque la cinta no se ha llevado las mejores críticas, su vestido, diseñado por Vionnet, la misma firma que le ha hecho el vestuario del largometraje, para mí, tiene un diez, al igual que las sandalias de Yves Saint Laurent. Otra de las que me ha dado envidia ha sido Diane Kruger, ¿puede haber un vestido más bonito que el que le prestó Elie Saab? se trataba de un modelo maravilloso de su línea de Alta Costura, cómo dice una amiga, más bonito no lo hay. Desde que Salma Hayek se casó con un jefazo del Grupo Louis Vuitton Moët Chandon (dueña de Vuitton, YSL, Gucci…), la mexicana tiene a su disposición lo que quiera, y la amiga de Pe estaba espectacular con un modelo de Gucci posando con los canales de fondo.

Una de mis favoritas (insisto no hablo de su nivel interpretativo) es Keira Knigthley. La británica siempre va perfecta gracias a que suele tirar por una apuesta segura, Chanel. Sin embargo en Venecia le ha sido infiel a la firma francesa y ha lucido para la rueda de prensa un modelo de Mary Katrantzou y por la noche, un precioso traje de Valentino Couture. Pero aunque no se ve en la foto, la pirata más famosa del cine le quiso hacer un guiño a Coco, y lució en el recogido que llevaba unos pequeños pendientes de Chanel como si fueran horquillas.

Kate Winslet se ha pasado la semana en Venecia ya que estrenaba dos pelis y una serie de televisión. La actriz británica quiso lucir patria y curvas, y llevó en el primer pase un diseño de Victoria Beckham (que me gusta oye como diseñadora ehhh sorprendente, sorprendente) con sandalias de Jimmy Choo y para el segundo un vestido super ajustado de Stella McCartney. El traje de la hija del ex Beatle lo lució nuestra Pe, para mi con mejor resultado, en la pasada edición de Cannes en tonos azulados.

Siempre delicada Gwyneth Paltrow eligió un precioso vestido en tono rosa palo de Prada. Bar Rafaeli, un mono que no me iba mucho de Emilio Pucci y Marisa Tomei me ha descubierto un diseñador americano que yo desconocía, Marios Schwab, y al que a partir de ahora voy a seguir de cerca.
Venecia sigue hasta el día 10, por lo que puedo seguir babeando con su alfombra roja y soñando con poder pisarla alguna vez.