birkenstock-hecho

 

El otro día cotilleando las fotos del desfile de Giambattista Valli de esta primavera me llevé una sorpresa: las modelos lucen sandalias estilo Birkenstock… esto me dio que pensar: hay cierto calzado que ha sido tan copiado e imitado, que ya no sabemos de dónde viene, y este es el caso de las Birkenstock. Las sandalias que nosotros identificamos con guiris y calcetines, y que en la foto lleva Drew Barrymore, son de una casa alemana con más de 100 años de historia. Si las pruebas, las amas, porque la suela se adapta a tus pies y no al revés… pero ella son sólo un caso de los muchos “original shoes” que existen.

havaianas-hecho

 

Otro de estos casos es el de las llamadas chanclas. Todos las usamos para ir a la piscina o playa o simplemente para ir cómoda, como Amanda Seyfried por las calles de Nueva York sacando a su perro. Pues las chanclas de verdad se llaman Havaianas. Este calzado tan cómodo nació en Brasil en 1962 para calzar a la gente que no se podía permitir otro tipo de zapatos, ya que eran barato y fácil de remplazar. De esto, a ser super copiadas y a tener más de 300 modelos distintos.

converse-hecha

 

¿Quién no tiene, ha tenido o tendrá unas Converse “All Star” o algo basado en ellas? Rihanna tiene una colección de estas zapatillas. Desde su aparición, en 1917, se han vendido cerca de 800 millones de pares de las All Star en todo el mundo, una cifra sin competencia que día tras día se incrementa sin visos de estancarse. Y las copias a su estilo, a cientos.

bensimon-hecha

 

Últimamente veo sus copias por todos lados, aunque os aseguro que las que calza Liv Tyler por Nueva York son las Bensimon de verdad. Estas zapatillas me encantan, a Guille le compró un par cada verano. Son cómodas, resistentes, baratas (20€ aproximadamente), se pueden lavar en la lavadora y además nunca pasan de moda. Son como las Victorias españolas, todos tenemos algunas en nuestro armario. Las Bensimon son unas zapatillas para todos los días, que pegan con todo y que se han convertido en un ‘must-have’ de cada temporada. Las creó Serge Bensimon en 1980 y desde entonces son las zapatillas básicas que cualquier francés tiene en su armario. Las de arriba son de Pepita Pérez, las de abajo las originales.

hunter-hecha

Para ser sincera fue Kate Moss la que lanzó a la fama las Hunter al llevarlas hace mucho a un Festival de Música un verano y llenarlas de barro. Sin embargo, Sarah Jessica Parker, es mi debilidad, ya lo sabéis. Hunter no inventaron las botas de agua, todos teníamos unas de pequeños, de hecho en mi casa se llamaban katiuskas, lo que si hizo la firma británica es ponerlas de moda entre las mujeres. Ellos fueron los primero, foto de arriba, y luego, todos los demás, como el modelo de Giosseppo que os pongo debajo.

chelsea-hechas

 

Y aquí mis favoritas. Ellos, Los Beatles, no se quitaban sus botas “Chelsea” en sus primeros años de éxito. Luego miles de copias, y esta temporada, hasta para mujer. De hecho, me compré unas en Zara monísimas de charol… Un sueño.

 

¿Conocías los zapatos originales de los que os hablo? ¿cuál os gustan más, las originales o las copias?