lampara-culo

 

Y digo “decoración” entre comillas, porque el “buen gusto” de esta pieza es más que discutible. 

Las lámparas de pared Slap It tienen el diseño de unos turgentes culos que se encienden cuando reciben un azote.

slap-it-butt-lamp-2

 

Estas originales luminarias están hechas de un material que simula bastante bien el efecto vibratorio que produce un cachete. También vale un pellizco o una palmada. El efecto será el mismo: el trasero iluminará toda la estancia con su cálida luz.

 

 

 

 

Si os ha convencido su diseño, sus prestaciones o simplemente os va lo friki, las Slap It ya están a la venta por unos 200 euros.