No me gusta Halloween, soy fiel a los buñuelos, los huesos de Santo y a los Reyes Magos. No me disfrazo ni doy caramelos (los niños de mi edificio tienen claro que en este piso vive una bruja), pero en esta ocasión, esta fiesta tan americana me ha inspirado. Creo que esta semana vamos a hablar de esas mujeres para las que Halloween es 365 dias al año, es decir, que en vez de vestirse, se disfrazan cada jornada. Sin quitarles mérito… que vestir fatal es casi tan difícil como hacerlo bien.



Pilar Rubio es una de esas mujeres que desprecia su belleza natural vistiéndose cada día como si fuera a un concierto del “Mago de OZ”. 



Pienso que algo tiene que ver su novio (en un casting para guitarristas de “ACDC” sería el numero uno) pero lo cierto es que la presentadora viste de pena hasta cuando va de pirata. 



Nada que ver con Penélope Cruz, que debe ser que lo de Caribe da más caché.

Otro caso ideal para la noche de los muertos es el de Blanca Cuesta. Está claro que el problema no es el dinero. La mujer de Borja Thyssen tiene un don para elegir lo más caro y lo más feo. 



Le encanta toda la ropa con la que se pueda disfrazar de “La casa de la Pradera” en su versión más picantona. 

Arancha de Benito es también otra maestra en el arte del disfraz. Aunque desde que se separó de Guti ha perdido el complemento perfecto: una pareja tan “zombie” como tú. 



A la presentadora de televisión le encanta vestirse de Al Capone, para lo que tiene una gran colección de sombreros.

Y aqui viene la reina del Carnaval, la que cada dia me sorprende más con sus estampados de leopardo rosas con pantalones a rayas, los biquinis con más lentejuelas, las gafas de sol con más dorados, los zapatos con menos gracia… 
Señoras, señoras, en pista: Belén Esteban.



No quiero alargarme más, esto, como siempre es opinión, mía y sólo mía. Pero no quiero despedirme sin rendir un pequeño homenaje a la pionera del estilo Halloween, a la verdadera inspiración de todas estas mujeres para salir de sus casas, cada día, disfrazadas: la duquesa de Alba.



Lo mejor de todo, es que como Cayetana tiene muchos años y la gente la quiere mucho, hasta las revistas de moda más chics dicen que es “moderna”, pero para mí, es la reina del disfraz, y si no mirad en esta foto cómo se disfrazó de un cuadro de Goya. Original la señora.