letizia01

Si, eso es lo primero que quiero decir hoy. Este post irá de moda, de estilo, de forma de vestir, pero también es un pequeño agradecimiento a una persona que, sin ni si quiera pretenderlo y mucho menos saberlo, ha cambiado mi vida.

Porque hace ya diez años que cubro la información de la Casa Real para mi revista, Diez Minutos y es una experiencia increíble,  porque el pasado 19 de junio viví un momento emocionante, histórico y único, pero sobre todo, porque gracias a que esta mujer apareció en el horizonte de Zarzuela, yo empecé a entrar en palacio y conocí a gente maravillosa, grandes profesionales de la comunicación, pero sobre todo, buenas amigas:  Sagri, Cristina, Ascen, Alejandra, Raquel, María… ¡qué grandes sois y qué suerte tengo de teneros cerca!

 

letizia01

 

Hay veces, que al cubrir este tipo de información, me siento pequeña. Ves a tu lado a gente importante, con micros en la mano con siglas en las que siempre has soñado trabajar, que lo hacen bien, muy bien, con formas de comunicar correctas, sin rodeos, sin frivolidades, siempre con la información por delante. Al verlos, siempre me pregunto si yo sería capaz. Dejar de lado mis pequeños reportajes sobre como va vestida la ya Reina, de que marca, si le gustan las firmas low cost… entonces pienso en una pequeña firma gallega de la que doña Letizia se puso una vez un vestido. Estuve más de ocho horas buscando por Internet de qué marca era ese vestido, porque además de ser mi trabajo, me parecía precioso. Cuando lo publiqué, unas semanas después me llamaron desde Santiago para darme las gracias y decirme que gracias a mi artículo, su tienda era la más visitada de la ciudad y el vestido se había agotado. Entonces, me doy cuenta, de que esas ocho horas, han merecido la pena.

 

letizia05

 

Y es que es cierto. Creo que ni la Reina se da cuenta de lo importante que es su imagen y su estilo. Felipe Varela, que ya era conocido en el mundillo de la moda, se ha hecho famoso, y completamente inaccesible, desde que se ha convertido en el Margarito Nuez de doña Letizia (lo de Margarito Nuez se lo he copiado a Beatriz Miranda en su “Sin noticias de Dior”, que me ha encantado). Su firma ha subido mucho, igual no en ventas, como me reconocía una persona muy cercana al modisto madrileño, pero sí en nombre y prestigio. No todo el mundo viste a una Reina.

 

letizia03

 

La firma española que doña Letizia calza ha sobrevivido a la crisis gracias a los encargos que Varela le hace para la Reina. Lo han pasado mal, muy mal, pero gracias al tirón que supone que la persona más “real” del país use tus diseños, han podido aguantar y ahora, gracias a Dios, remontan el vuelo.

 

letizia02

 

Comenzamos una nueva etapa, bueno yo hasta el 25 de agosto que me incorporo de mi baja maternal, la vivo desde la barrera. Empezamos a cubrir la información de una compañera que ha llegado a ser Reina. Dejamos por el camino muchas cosas que al final, nos terminan uniendo con ella, sin que ella misma se de cuenta. Creo que todos, y hablo también de mis compis hombres que no son de lágrima fácil, nos emocionamos el otro día al verlos entrar ya como Reyes en el Congreso. Y recuerdo perfectamente como llorábamos, con todo nuestro cariño, cuando pasó lo de su hermana y ella estaba hecha polvo dando la cara ante las cámaras, ante nosotros.

 

letizia01

 

Mucha gente me acusa de tener síndrome de Estocolmo con ella, y la verdad, no lo niego. Aunque os diré que cuando algo no me gusta lo digo y escribo. En el fondo yo sólo tengo cosas que agradecerle a Letizia Ortiz Rocasolano, ya Reina de España. Como os he explicado antes, gracias a ella, he encontrado a gente en mi vida única y maravillosa, que además, me han llevado hasta este blog, hasta Sole,  Angie, Olga, Miriam, el Intruso… y hasta Cris, ¿que haría yo ahora sin ella en mi vida? Por todo Majestad, sólo dos cosas: suerte y gracias.