Captura1 Esta es una breve y modesta incursión en el terreno de nuestra experta en temas de belleza. Soy una absoluta ignorante en todo lo que se refiera a maquillajes, cremas y demás potingues. Por eso me ha parecido interesante lo que la firma Sephora está probando en su tienda de Milán: un espejo de realidad aumentada que muestra en tiempo real y en tres dimensiones, cómo quedarían las sombras de ojos en nuestro rostro.

Esta tecnología ha sido desarrollada por investigadores de ModiFace, la compañía especializada en realidad aumentada. Su funcionamiento es muy sencillo. Sólo hay que colocarse delante del espejo, una cámara registra nuestra posición y al pulsar los distintos colores, éstos aparecen ya aplicados como sombra de ojos en el rostro. Lo más llamativo de este sistema es que reconoce los gestos y los movimientos, lo que permite mantener el “truco” virtual aunque movamos la cabeza.

 

 

El espejo virtual de Séphora tiene un antecedente en la aplicación para móvil MakeUp Genius que Loreal lanzó hace algunas semanas. Gracias a un algoritmo y a un sistema de reconocimiento facial, la aplicación convierte el iPhone en un espejo que nos permite probar distintos productos de la marca, nuevos estilos de maquillaje e incluso compartir fotos y vídeos con otros usuarios.