Pues no, es TUTTO GADGET, uno de los inventos más ingeniosos con los que me he encontrado últimamente: un altavoz que convierte en caja de resonancia cualquier superficie sobre la que se apoye.

Altavoces por vibración de TUTTO GADGET

 

Se trata en realidad de un amplificador que transfiere las ondas sonoras a las superficies con las que entra en contacto.  Dependiendo de las propiedades acústicas de esas superficies, sus dimensiones o sus formas, el sonido se reproducirá de distinta forma.

Dentro de cada Tutto Gadget, hay un “corazón vibrante”, construido con lo que en el campo de la ingeniería se conoce como “Giant Magnetostrictiver Materials” (GMM para los amigos), capaz de transformar la energía eléctrica magnética en energía mecánica acústica.

 

 

Basta con colocarlo sobre una superficie sólida, no demasiado dura ni demasiado gruesa (cartón, papel, plástico, incluso objetos de metal o madera), y se obrará el milagro. El sonido se amplificará en todas direcciones, 360º. Os aseguro que colocado sobre una placa vitrocerámica, el sonido es espectacular. Podéis comprobarlo en su spot promocional:

Son dispositivos pequeños, ligeros y fáciles de transportar. Su capacidad de amplificación del sonido por resonancia es casi tan impresionante como su diseño.

Este es uno de los modelos más curiosos: una llamativa manzana que acompaña la música con una sugerente iluminación.

Los "huevos" de TUTTO GADGET

Y para los más “juguetones”, hay un sinfín de “huevos”, en elegantes colores metálicos. Están fabricados en aluminio, con batería de litio, tienen una potencia de 6 watios, ranura para tarjeta microSD, conexión mini USB (MP3, MPA, IPOD y ordenadores), radio FM y mando a distancia. ¿Se puede pedir más?

 

Pues sí, que su precio no sea desorbitado… y no lo es: ninguno de los modelos supera los 60 euros. Se pueden encontrar en la única tienda Tutto Gadget que hay en Madrid (C/ Guzmán el Bueno 54) o en su página web.