Secador-de-cuerpo-1

Aún a riesgo de engrosar mi lista de electrodomésticos inútiles, no me resisto a compartir con vosotros este aparato que busca financiación en indiegogo bajo el sugerente nombre de Secador de Cuerpos

Y lo que se esconde tras ese título de película de zombies es básicamente éso: un secador de cuerpos recién salidos de la ducha. Su funcionamiento es muy parecido al de los secadores de manos que encontramos en cualquier aseo público, aunque esperemos que sea más eficaz: basta con colocarse sobre la plataforma y el dispositivo creará una columna de aire ascendente que en 30 segundos eliminará -o eso dicen- toda la humedad.  Tiene dos posibilidades: aire caliente y aire frío, y la potencia suficiente -insisto, eso dicen- para llegar a las partes más altas de nuestra anatomía.

 

 

Secador-de-cuerpo-2

 

Superado el acto de fe que requiere la máquina en cuestión, os diré que también es una báscula, y puede que por ahí consiga algo más de aceptación. Porque sinceramente, así a simple vista, no sé yo quién estaría dispuesto a pagar los 30 dólares que piden inicialmente por su reserva.

 

Aquí os dejo el vídeo con el que se promociona, aunque ya os adelanto que hay mucho “bla, bla, bla…” y poca sustancia: