El domingo pasado estrenaron en la MTV un programa llamado “Gandía Shore”. Se trata de la versión española del original Jersey Shore, en el que cuatro chicos y cuatro chicas se pasan un mes de lo que ellos llaman “desfase” en un sitio de veraneo.

El espacio es alucinante, terrible si piensas en que tienes hijos y esa panda tiene madre, pero a pesar de intentar quitarlo muchas veces, algo me hacía verlo y quedarme enganchada casi hasta el final. Hasta que pasados unos días me di cuenta de lo que me tenía fascinada: ellas, las cuatro pedazo CHONIS que habitan la casa.

Siempre os hablo de la gente que me gusta su estilo, hoy os voy a contar lo que se necesita en un armario para ser una verdadera y genuina CHONI. Porque ser CHONI no es tan fácil, nada sencillo. Necesario, como el llevar el pelo teñido de rubia like Barbie, es un buen vestido con estampado de leopardo, con algún tigreo o al que le falte un trozo. Enseñar carne es fundamental, además de que tiene que ser corto corto. Para que cuando te subas en la plataforma de la discoteca, no dejes nada sin enseñar. Una de las de Gandía Shore dijo el otro día una frase que debería ser esculpida en piedra: “Cuando me muera, quiero que mis cenizas se echen por las pistas de baile de la discoteca Fabric de Fuenlabrada”… olé, olé, olé.

No os voy a decir de que marca es la ropa, aunque si alguna tiene mucho interés, con eso de que viene Halloween, que me mande un email y se lo cuento.

Otra prenda que nunca puede faltar en la maleta de una CHONI es un Top. Hay muchas posibilidades, con flecos de colores, con una cremallera central o asimétrico. No os enfadéis conmigo si os gusta alguna de las cosas que os enseño, a mi hay varias que me encantan, de hecho creo que todas llevamos una CHONI dentro, pero siempre atada, amordazada y secuestrada.

La gran aportación al universo de las CHONIS del mundo de la moda son los leggins. ¿Puede haber algo más guay que unos leggins bien ajustados en plastic-cuero (el material favorito de estas chicas), en dorado o estampados?

En cuanto al calzado, estas chicas, nunca se bajan de los tacones, cuñas o plataformas. De nuevo el plastic-piel es el material que más lucen, que brille mucho, eso si.

Y por último no os olvidéis del joyero. Las CHONIS aman el plastic-golden o la plata-plastic. La mezclan sin piedad con los cristales de Swarovski. Este año las cruces son su básico en bisutería, pero hay CHONI classics que nunca pasan de moda para ellas, como el pendiente combinado o las pulseras que se unen con anillo, (joya que siempre me deja fascinada cuando se la veo a alguien).

Lo dicho, que ser CHONI no es tarea fácil. A la ropa hay que sumarle muchas horas de discoteca, movimientos bruscos y amenazantes y metros y metros de plástico convertido en bolsos, zapatos, vestido o….