Me encantan los biquinis de triángulo, y con la braga de cordón, siempre me han parecido tan preciosos. Sólo tengo un problema: a mi cuerpo le quedan de pena. Por mucho que me empeñe y me los pruebe una y otra vez, necesito otra cosa.

Es fácil pinchar a la hora de elegir un biquini o traje de baño que te vaya bien, de hecho hasta las famosas se equivocan. Os voy a dar algunos consejos que dan los que se supone que saben de esto.

Poco pecho:

Dos modelos, dos cuerpos, una acierta y otra falla. Mientras que Alessandra Ambrosio escoge de maravilla su biquini tipo badeau para intentar resaltar el poco pecho que tiene, Kate Moss falla por buscar uno demasiado estrecho. Además las rayas horizontales hacen que todavía parezca una talla menos.

Si es tu caso, es decir, tienes poco pecho, los biquinis bandeau son tu mejor elección, pero cuidado, úsalos cruzados, o fruncidos o con la parte de arriba con forma, eso te ayudará un poco más.

 

Mucho pecho:

En el caso contrario también es complicado encontrar el biquini perfecto. Scarlet Johansson acierta con un cuello estilo halter muy alto, sin embargo Salma Hayek, siempre en mi humilde opinión, al llevar el detallito dorado tan cerca del pecho, hace que parezca que usa dos tallas más.

 

 

Cuando tienes mucho pecho debes sentirte segura en la playa, saber que puedes bañarte, jugar a las palas o lo que quieras, sin tener ningún incidente. El cuello halter es ideal para esto, o una buena parte de arriba con aros. El pecho de tamaño, al no ser que no sea natural, suele ir acompañado con unos kilos de más, por eso busca que la braga sea alta, y así meta en vereda esos gramos, que no voy a decir kilos, que te sobran.

 

Super delgadas:

Aunque casi todas queremos estar delgadas, cuando es de forma natural y la gente confunde tu delgadez con un problema de salud, la cosa no tiene gracia. Hay gente que por naturaleza es así, y para ellas, aunque no me creáis, es tan difícil encontrar un biquini que les quede bien, como para la que tiene algunos kilos de más. Mirar estos dos ejemplos, mientras que Keira Knightley no puede elegir peor su traje de baño para la playa, Charlize Theron gracias al suyo, saca partido a sus no curvas.

 

Las rayas y mis amados biquinis de triángulo y braga de lazo son tu mejor opción. Además son un clásico, salen  y se renuevan cada temporada en casi todas las marcas.

 

Para las maduras:

A las que pasan de 50 si no les importa las trato de usted: a las canas un respeto. Si es su caso, por muy joven que se vea, creo que el bañador es lo más elegante. Dejando de lado los partidos políticos, sinceramente a mi me importan poco para eso leer a El Intruso, Ana Botella resulta mucho más joven y atractiva que la ex vice, María Teresa Fernández de la Vega. Si quieren permitirse el lujo de enseñar, que seguro que pueden, compren un bañador palabra de honor, que sin perder la dignidad, le dará el toque juvenil que desea. Mi madre, que está estupenda, llevaba el otro día un bañador de Red Point en la piscina de mi casa que me dejó claro que a su edad, ¡está bastante mejor que yo embarazada!

No es que les esté diciendo que se compren un bañador negro, es que parece que es la tendencia que más lleva este año. Los detalles dorados, botones y algún que otro fruncido terminarán de darle el toque perfecto a su “look” playero.